16.11.18

Cristo Rey. Aporte de algunos católicos para la solemnidad

Comparto con uds. el aporte que un grupo de católicos fieles ha redactado para festejar este 25 de Noviembre próximo, la solemnidad de Cristo Rey.

Por lo que se dice, resulta un ejemplo para todos nosotros. Dios quiera que en algunas parroquias, colegios o capillas pueda a aprovecharse este recurso que pueden encontrar haciendo clic AQUÍ

¡Que viva Cristo Rey!¡Que viva el Reinado Social de Jesucristo!

 

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

 

14.11.18

Presentación de Natalia Sanmartín Fenollera de "Que no te la cuenten"

Este lunes pasado, por gracia de Dios y como habíamos anunciado, pudimos presentar por primera vez en Madrid, en la Facultad de económicas y empresariales de la Universidad San Pabo-CEU, la obra “Que no te la cuenten”, nacida cuatro años ha.

Presentación y tertulia, camaradería y amistad, fueron allí de la mano; el introducir el evento fue tarea de Don Isidro Molina, gran amigo y capellán de la casa; presentar la obra, de Natalia Sanmartín Fenollera; comentarla y poner algunos puntos de humor, del Padre Federico Highton, nuestro hermano.

Fue un tiempo de parresía y alegría a la vez. Sin medias tintas pero con la caridad que nos pide el Evangelio.

Los libros que habíamos podido traer desde Bs.As., rápidamente se vendieron como pan caliente, lo que significa no que seamos unos genios (ni mucho menos) sino que existe una gran sed por la verdad en los tiempos que corren (¿cuándo no?).

Quien quiera oír lo que se dijo, no tiene más que hacer clic AQUÍ.

Aprovechemos entonces para dar nuevamente gracias a Dios y a seguir trabajando para que,

“No te la cuelen…” (como dicen aquí en España).

¡Y que viva España! ¡Y olé!

P. Javier Olivera Ravasi

 

13.11.18

«Ad gentes», sobre la misión frente a los paganos, del P. Federico Highton, SE

El Padre Federico Highton, SE, es mi mejor amigo.

Y éste es un título que no se le da a cualquiera.

Nos conocimos hace años en el seminario; decían que estaba por llegar un postulante un tanto loco que afirmaba que entraba a la vida religiosa para ser misionero e ir al Tíbet. Confieso que, en su momento lo mirábamos con extrañeza:

- “Deben ser locuras del momento” –decíamos.

Y no; era verdad… Es que cada uno tenía –y tiene– un secreto único e incomunicable con Dios. Es su secreto, su modo de llegar al Cielo. Es el camino de la santidad.

Con el tiempo, ambos nos ordenamos sacerdotes y seguimos nuestros senderos intentando ser fieles a nuestras propias vocaciones: uno en el ámbito de la batalla contra-cultural y el otro en el de las misiones “ad gentes”, pero siempre con una nota característica: la parresía evangélica, esa virtud hoy olvidada que nos manda decir las cosas cueste lo que cueste.

Leer más... »

8.11.18

Presentación de "Que no te la cuenten" en Madrid. A cargo de Natalia Sanmartín Fenollera

Queridos lectores (principalmente aquellos que se encuentran en la Madre Patria, ESPAÑA):

Gracias a Dios y aprovechando la ocasión de un viaje cultural con algunos alumnos, podremos cumplir con una promesa que desde hace tiempo existía con ciertos lectores: presentar la obra “Que no te la cuenten” en la península ibérica.

Venga entonces la invitación para el lunes 12 de Noviembre próximo, a las 19 hs. en el salón de grados de la Facultad de Cs. Económicas y Empresariales, CEU Universidad San Pablo (Calle Julián Romea 23, Madrid).

La presentación estará a cargo de nuestra amiga Natalia Sanmartín Fenollera, autora del famoso “El despertar de la Señorita Prim“; contaremos también con la presencia de nuestro amigo y hermano, el P. Federico Highton, SE, misionero en la meseta tibetana, de paso por allí en esos días.

6.11.18

"Misas paralelas" o concelebración. Diálogos con monaguillos

Notre Dame de Fontgombault, Francia. 

Dicen que dijo Enrique IV: “París bien vale una Misa”.

Pero la pregunta no es cuánto vale París, sino: “¿Cuánto vale una Misa?”.

El pasado 2 de noviembre, conmemoración de los fieles difuntos, como muchos sacerdotes del mundo, realicé mis tres misas en sufragio de las almas del Purgatorio.

Todas según el rito tridentino, “gregoriano”, “forma extraordinaria”, “tradicional” o como quieran llamarlo.

Era jueves y en sacristía, ante la tercer Misa del día:

- Padre: ¿para qué tres misas? –me preguntó un monaguillo que apenas ha tomado su primera comunión.

- ¡Porque hoy intentamos liberar almas del Purgatorio rezando por nuestros fieles difuntos, por eso!

- ¿Pero… no bastaría una?

- Es que el Sacrificio de la Cruz fue de una vez y para siempre, pero cada vez que celebramos el Santo Sacrificio, perpetuamos Su sacrificio, dando mayor gloria a Dios y pudiendo alcanzar más y mayores gracias de parte del Cielo. Por eso la gente encarga que se digan misas por sus difuntos.

- Ah…, respondió… Pero yo he visto que a veces varios sacerdotes hacen una sola misa.

- Sí…, claro…, eso se llama “concelebrar”

Leer más... »